Siempre regreso feliz de mis viajes, porque vuelvo; y triste, porque regreso. Después los guardo en este escondite; para que no se pierdan, para que nunca terminen.

miércoles, 21 de junio de 2017

Las grullas de origami




Según una antigua leyenda japonesa, si deseas algo con todo tu corazón y creas mil grullas de origami, los dioses te conceden el deseo. 
Pero tienen que ser mil, no lo olvides.

Yo no lo sabía cuando llegué a aquella ciudad, tan nueva, tan limpia, tan moderna… tan llena de coloridas grullas de origami…

Sadako Sasaki tenía doce añitos cuando le diagnosticaron leucemia y la ingresaron en el hospital de Hiroshima. Diez años antes, huyendo, se empapó de la lluvia negra, radiactiva, que inundó todo después de explotar la bomba atómica.
Fue entonces cuando su amiga Chizucho le explicó la leyenda. La pequeña Sadako estaba tan malita que no dudó en comenzar a doblar todos los papeles que encontraba en el hospital, dándoles forma de grulla, numerándolas, depositando en ellas su esperanza de vida.
Pero la leucemia no es una enfermedad cualquiera y no le quiso conceder el tiempo necesario. Se la llevó cuando había numerado seiscientos cuarenta y cuatro deseos de recuperación, seiscientos cuarenta y cuatro grullas de origami…



Dicen que el día de su entierro, sus compañeros del colegio habían completado las mil grullas que Sadako no pudo. Mil grullas como ofrenda, no para salvar a su amiga Sadako puesto que ya era tarde, sino para que no volviera a haber más Sadakos en el mundo. 
Mil grullas por la paz.

Por eso, cuando yo llegué a Hiroshima, aquella ciudad tan nueva, tan limpia, tan moderna, la encontré llena de grullas de colores, enviadas desde todos los rincones del mundo. 
Y por eso, comencé a doblar, con poca gracia, el primer papel que encontré, convencido de que si todos y cada uno de nosotros doblamos nuestra grulla de papel, los dioses nos concederán la paz.
Por la mía que no sea.









5 comentarios:

  1. Arigatōgozaimashita ありがとうございました

    Que haya para ti mucha paz Mc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lulo, para todos, paz para todos.

      Eliminar
  2. Bonita historia y bien relatado.
    Abrazo Mc Janos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Janos, a ver cuándo te dejas ver!!!

      Eliminar
  3. Como me mola que las musas te acompañen de nuevo. Buenas vientos para tus grullas

    ResponderEliminar