Siempre regreso feliz de mis viajes, porque vuelvo; y triste, porque regreso. Después los guardo en este escondite; para que no se pierdan, para que nunca terminen.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Entre ruedas y hadas








Le expliqué que yo de ruedas no entiendo, que las uso, eso sí, pero que no entiendo. Pero él insistió en que las probara y después, objetivamente, les contara qué me habían parecido.
-         ¿y si no me gustan?
-         Nos lo cuentas
-         ¿y a los demás?
-         Se lo cuentas

Alguien que está tan seguro de su producto merece toda mi confianza: ¡Calce mi moto esos neumáticos!










Después de algunos cientos de kilómetros, ya podía decir que los continental trail attack molan. Molan porque desde el principio dan mucha seguridad en curvas. Y frenando. Molan porque calientan muy pronto y porque vas muy agarradito al asfalto. Y lo notas.




Pero yo tenía una duda muy dudosa: entre tú y yo, con esa pinta que tienen, estos neumáticos no pueden ir muy bien cuando el asfalto desaparezca debajo de mi moto. Y yo tenía una pena muy triste por tener esa duda sin solución.
Así que, sin saberlo, me fui al bosque de Iratí para despejar tan molesta duda… no sin antes pasar por la cuesta de Santo Domingo para solicitar bendición del santo para tamaña empresa








Y después del encierro comenzó la fiesta. Si tú no has circulado por el puerto de Erro, ya estás tardando en ir. Qué risas. Qué curvas. Qué manera de disfrutar de mis trail attack desafiando las leyes de la gravedad, inercias y otras fuerzas que desconozco pero intento controlar.







Y te entran unas ganas locas de liarte e irte a tomar una tarta de Santiago, que pilla de paso. A no ser que te pierdas en la selva de Iratí, porque como aquello está lleno de robles, abetos y hayas es fácil que te pierdas. Como me pasó a mí.
























Estaba desorientado. Pronto salieron a mi encuentro hadas, elfos, duendes y otros seres imaginarios que no podrías imaginar. Liberé un poco de aire de mis ruedas, bajando así la presión.  La pista no se terminaba nunca. A ratos era de tierra muy blanda, en ocasiones era de piedra suelta y a veces yo no sé de qué era, pero cómo agradecí que mis sospechas fueran infundadas y que aquellos neumáticos que continental me había facilitado se agarraran con fuerza.



















Y por la fábrica de armas de Orbaizeta, pasé; a la cueva de Arpea, subí; el pico Ori, divisé; el pantano de Irabia, bordeé; la estación megalítica del collado de Azpegi, descubrí.













Realmente fascinado por el paisaje, el ambiente y las trail attack, me fui retirando con el dilema despejado: fantásticas ruedas con asfalto o sin él.









Y ahora sólo me queda una duda, doble, que espero despejar pronto porque para mí es sumamente importante: el tiempo… el tiempo que me durarán estas ruedas (aparentemente blandas) y su comportamiento cuando el tiempo cambie y el cielo caiga sobre mi casco en forma de lluvia.






Entonces, volveré al país de las hadas y prometo contarlo. Me gusten o no me gusten.









8 comentarios:

  1. Buenas ruedas y precioso entorno para probarlas. Cómo referencia a mi me duraron un poco más que las EXP, ahora estoy tastando las Pirelli Scorpion Trail....y las sensaciones son muy positivas.

    Espero que algún dia se tercie y coincidamos.

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  2. En Almeria llueve poco por lo que no podrás probar su agarre en mojado....pero...te pilla lejos y ahí podrás probar su duración ;-)
    Así que ya estas tardando en visitarnos!!!
    Buenas ruedas y mejores fotos.

    ResponderEliminar
  3. No hagas caso de las habladurías, van muy bien las ruedas, menos en pleno verano con 45º o mas.........jejeje

    Deberías probar mas ruedas, para poder leerte mas asiduamente.

    Un saludo levantino.

    ResponderEliminar
  4. Espero que te duren muuuuucho para que podamos seguir leyendo hermosas crónicas como esta. Saludos de Vara.

    ResponderEliminar
  5. Bueno yo he aprendido que las ruedas se comportan según moto(marca)peso,pilotaje etc...etc...Yo tengo la Vara(alias la RunRun)habrá que hacerlas una cata.

    ResponderEliminar
  6. Qué suerte han tenido esas ruedas...!

    ResponderEliminar
  7. Cuando quieras probar si llegan a Santiago de Compostela, ya sabes... ;-)

    ResponderEliminar
  8. .
    No se mucho de ruedas, pero las fotos de tú día para probar ruedas "si me gustan"...

    ... gracias Fernando.

    ResponderEliminar